alergias

ALERGIAS ALIMENTARIAS

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias e intolerancias son temas candentes en nutrición y dietética. Y están siempre en boca de los pacientes. En Internet hay multitud de enlaces que ofrecen pruebas de diagnóstico para utilizar desde la comodidad de los hogares. De hecho, muchas pruebas para diagnosticar las alergias alimentarias están respaldadas por celebridades y famosos en Internet. Pero, ¿cuán fiables son estas pruebas? ¿Deben recomendarlas los dietistas a los pacientes?

Fundamentos de las alergias alimentarias

En cualquier discusión sobre alergias alimentarias, es importante comenzar por el principio. Una alergia alimentaria es una reacción inmune que se repite cada vez que se come un alimento. Por qué las alergias alimentarias se desarrollan es un área activa de estudio. Nadie entiende exactamente por qué algunas personas desarrollan reacciones alérgicas y otras no.

Una teoría es que la exposición temprana puede sensibilizar a los bebés a las proteínas a través de la piel. Particularmente a través de la piel rota o la piel con eczema. Y la exposición oral simultánea puede inducir tolerancia. Por el contrario, cuando se retiene la exposición oral, la alergia puede darse en presencia de exposición cutánea.

Influencia de la microbiota intestinal en las alergias alimentarias

Se están llevando a cabo estudios que exploran el impacto de la microbiota intestinal en el desarrollo de alergias alimentarias. Sabemos que la microbiota de los individuos alérgicos a los alimentos es diferente de la de los individuos no alérgicos. La diversidad de microbios ofrece protección, pero la composición de una microbiota ideal es desconocida. Por otra parte, es probable que lo que es ideal para una persona puede no ser ideal para otra.

Investigaciones sobre el uso de probióticos en el tratamiento de las alergias alimentarias están en marcha. Los factores potenciales que influyen en el desarrollo de la enfermedad alérgica, incluyendo las alergias alimentarias pueden ser varios. Desde el método de parto (vaginal o cesárea). Pasando por tener una mascota en el hogar. Ser amamantado o alimentado con preparados. Y, por supuesto, el consumo de medicamentos como los antibióticos.

Diagnóstico de las alergias alimentarias

El diagnóstico de la alergias alimentarias debe incluir una combinación de factores. De un lado, un historial de alergias convincente. De otro lado, pruebas de laboratorio como la prueba de pinchazo en la piel. Desde luego, la prueba de inmunoglobulina E (IgE) en suero y, siempre que sea seguro, un test alimentario oral. La realidad es que diagnosticar las alergias alimentarias puede ser difícil. Requiere habilidad y experiencia. Sólo un alergólogo certificado puede encargarse de este tipo de pruebas.

Cómo hacer un historial de alergias alimentarias

Hay una cosa importante que los dietistas pueden hacer para ayudar a los pacientes que piensan que tienen alergias alimentarias. Es ayudarles a llevar un registro de alimentos preciso, pidiendo a los pacientes que anoten alimentos y síntomas. En este caso, el paciente anota todo lo que come a lo largo del día, junto con síntomas específicos experimentados.

Cuando es imposible o poco práctico llevar un registro así, puede ser útil dar a los pacientes un cuestionario. Los dietistas han desarrollado cuestionarios dietéticos específicamente para las alergias alimentarias. Están disponibles para pacientes pediátricos y adultos. Aunque los cuestionarios fueron desarrollados para la población europea, pueden ser utilizados con pacientes en los Estados Unidos. En este caso, los dietistas necesitarán hacer las modificaciones necesarias para los alimentos de su territorio.

Pruebas de laboratorio para identificar alergias alimentarias

Hay dos pruebas diagnósticas disponibles para identificar las alergias alimentarias. La prueba de pinchazo en la piel y la prueba de IgE en suero. Estas dos pruebas útiles, ya que son particularmente buenas en la previsibilidad negativa, determinando qué pacientes no tienen alergias alimentarias. Sin embargo, estas pruebas tienen un valor predictivo bajo para hacer un diagnóstico. Deben utilizarse, por lo tanto, conjuntamente con un historial de alergias positivo. Esto significa que las pruebas de laboratorio deben limitarse a los alimentos son sospechosos de causar reacciones adversas. Por ejemplo, un paciente come camarones y tiene hinchazón de los labios y dificultad para tragar en 30 minutos.

Debido a la alta tasa de falsos positivos, estas pruebas no deben utilizarse para el cribado. Ni para probar muchos alimentos simultáneamente sin tener un historial de reacciones alérgicas a esos alimentos. Los resultados positivos sugieren la probabilidad de una alergia verdadera.  Cuanto mayor sea la reacción, más probable es que un individuo sea alérgico. Pero no indican la gravedad de las reacciones de la alergia.

Dietas de eliminación de alergias alimentarias

Las dietas de eliminación se convierten en una poderosa herramienta para identificar reacciones adversas alimentarias. En ausencia de alergias alimentarias mediadas por es la mejor opción. Utilizando una historia de dieta detallada, registro de alimentos o un cuestionario, un dietista puede trabajar directamente con sus pacientes. El objetivo es elaborar una dieta de eliminación para identificar los alimentos que causan reacciones adversas. Las siguientes son tres consideraciones importantes a tener en cuenta en el uso de dietas de eliminación.

Primera, las alergias alimentarias verdaderas deben descartarse primero. Porque las alergias alimentarias medidas con IgE pueden causar la anafilaxia peligrosa para la vida. Un alergólogo debe evaluar al paciente primero para asegurarse de que no tienen alergias verdaderas del alimento.

Segunda, la eliminación debe ser objetiva. Evitando la eliminación de un grupo alimentario entero, si es posible. Y debe durar aproximadamente de dos a cuatro semanas.

Tercera, la reintroducción es esencial para diagnosticar una intolerancia o sensibilidad. Sin un período de reintroducción, es imposible confirmar si los alimentos eliminados son responsables de los síntomas.

Los test orales para identificar alergias alimentarias

Una vez que un alimento ha sido identificado como un alérgeno potencial, se puede plantear un test oral de alimentos. Siempre y cuando se considere seguro. Debido a la posibilidad de que un paciente experimente anafilaxia, sólo un alergólogo puede realizar el test. Debe contar con acceso a medicamentos que salvan vidas e intervenciones médicas de emergencia. El test implica dar cantidades muy pequeñas de un alérgeno potencial a las personas y aumentar gradualmente la dosis. Se deja de ingerir el alimento en el momento de tener una reacción alérgica. Los pacientes deben ser supervisados hasta por lo menos dos horas después de que hayan tomado la última dosis.

En la práctica

Los dietistas tienen una oportunidad increíble para ayudar a los pacientes que sufren de síntomas negativos relacionados con los alimentos. Al trabajar estrechamente con los pacientes y como parte de un equipo de atención médica, los dietistas pueden ayudar a identificar los alimentos que desencadenan las reacciones adversas. También liberalizar las dietas siempre que sea posible, y satisfacer las necesidades nutricionales para prevenir deficiencias y proteger la calidad de vida.