verbena

VERBENA

VERBENA

Introducción

La verbena o verbena officinalis ha mostrado su eficacia a la hora de tratar cefaleas y migrañas, dolencias que más afectan a la población. Ya sean de origen nervioso, menstrual, ocular o de otra índole, ciertas plantas medicinales han mostrado su eficacia a la hora de aliviar el tan molesto dolor de cabeza, entre ellas la verbena. Algunas de estas plantas actúan relajando el sistema nervioso, mientras que otras lo hacen inhibiendo la liberación de enzimas como la ciclooxigenasa y desempeñando una función antiinflamatoria.

Taxonomía

Nombre comúnVerbena,
Nombre científicoVerbena officinalis
ReinoPlantae
DivisiónMagnoliophyta
ClaseMagnoliopsida
OrdenLamiales
FamiliaVerbenaceae
GéneroVerbena
EspecieV. officinalis

Descripción

La verbena es una planta herbácea perenne, de terrenos incultos, que crece hasta los 100 cm o más de altura. Su tallo es erecto, obtuso, cuadrangular y muy ramificado, y está marcado por dos surcos longitudinales. Las hojas son opuestas, pecioladas, rudas, pinnadas, lanceoladas y con lóbulos profundos. Las flores, sésiles, son de color azul púrpura o lila claro y se agrupan en espigas paniculosas axilares y terminales. La corola tiene forma de embudo. El fruto es una cápsula con cuatro semillas.

Hábitat y distribución

Crece en Europa, Asia, África y América. Es una planta subnitrófila que se encuentra en terrenos incultos con cierta humedad y en bordes de caminos.

Usos medicinales

La verbena es una planta medicinal que tiene efectos sedantes, al estimular el sistema parasimpaticomimètico debido al heterópsido irioide verbenalol. Este actúa reduciendo la fuerza y frecuencia del latido cardíaco y estimulando el peristaltismo intestinal. Por su actividad sedante se utiliza para combatir el insomnio provocado por estados de nerviosismo. Acaba con las migrañas por su actividad anti neurálgica y sedante.

También se utiliza como neuroprotector. El extracto acuoso de verbena officinalis ha mostrado efectos neuroprotectores frente a la enfermedad de Alzheimer.

Astringente: los taninos frenan las diarreas y son hemostáticos locales favoreciendo la coagulación de las heridas.

Antiinflamatoria: los mucílagos disminuyen las inflamaciones. Además de unir una capacidad demulcente que relaja, suaviza y protege la piel y las mucosas.

Antiespasmódica: el verbenalol es un glucósido con efectos parasimpaticomiméticos, antitérmico, uterotónico y vasodilatador renal.

Enfermedades infecciosas: la verbena se ha recomendado para la convalecencia de enfermedades agudas.

Ginecología: las infusiones de verbena se recomiendan para aumentar el volumen de leche. Para evitar menstruaciones dolorosas y reumatismo.

Sistema digestivo: en grandes cantidades, puede provocar el vómito.

Hipnótico: la verbena produce una ligera depresión del sistema nervioso central.

Contra la tos: los iridoides ejercen un efecto calmante sobre la mucosa respiratoria inhibiendo el reflejo de la tos.

Digestivo: se ha comprobado que la verbena aumenta la producción de jugos gástricos en los animales.

Indicaciones

Se ha utilizado para el tratamiento del nerviosismo, insomnio, ansiedad, agotamiento físico, agotamiento psíquico y tos improductiva. También asma, bronquitis, resfriado común, dispepsias, discinesia biliar, oliguria, retención urinaria, edema, artritis, astralgias, gota. También se ha utilizado por vía tópica para el tratamiento de estomatitis, laringitis, dermatitis, prurito, quemaduras y contra el vampirismo.

A la hora de tomarla, tener en cuenta si es para uso interno (se utiliza principalmente preparando una infusión). Pon una cucharadita de verbena seca en una taza y añade 150 ml de agua muy caliente, casi hirviendo y se tapa. Lo dejamos reposar 5 minutos y después colamos y bebemos poco a poco cuando se vaya enfriando. Para uso externo, se puede aplicar la infusión o bien en cataplasma o compresas para mejorar dolencias de la piel como el eccema, forúnculos o quemaduras. También se usa la infusión de verbena para hacer gárgaras para prevenir las caries y mejorar la salud bucodental.

Advertencia

La información en cuanto a dosis y descripciones puede acarrear problemas y/o efectos secundarios si una persona se trata sin tener los conocimientos suficientes para interpretarla. Los usuarios de esta web deben hablar siempre con un médico o farmacéutico antes de tomar hierbas o suplementos dietéticos, alimenticios, herbarios u homeopáticos. Este artículo sólo proporciona información. Por tanto, los textos se deben considerar como una simple orientación para su posterior contraste y verificación por profesionales de la medicina. El titular de esta página no asume ninguna responsabilidad en relación con el material incluido en la misma por las razones anteriormente expresadas.

Entradas relacionadas

SÍGUENOS
CONTACTO
Introduce tu nombre, por favor.
Escribe un mensaje, por favor.
DÓNDE ESTAMOS
4 1 voto
Valora esta entrada
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios