taninos

Taninos



Los taninos tienen una característica principal: que interactúan con las proteínas de colágeno presentes en la piel haciéndola más resistente al calor y al ataque de microorganismos. Asímismo, protege las mucosas. Tambien poseen un componente astringente que les confiere un sabor amargo. Y aunque algunos de ellos pueden ser muy beneficiosos, algunos otros pueden llegar a resultar tóxicos y antinutritivos. Esto quiere decir que, en altas cantidades, reducen la asimilación de algunos nutrientes.

Algunas plantas con taninos son el té verde, corteza de roble, arándanos, hojas de gayuba, manzana, zarzamora, granada, vino tinto y en general las frutas verdes.

Los taninos tienen estos efectos sobre el cuerpo humano:

- Trastornos del aparato digestivo. Los taninos ayudan a controlar la diarrea, los cólicos y las flatulencias.

- Inflamaciones. Los taninos ayudan a cicatrizar las heridas y a mejorar las hemorroides y las enfermedades de la piel.

- Acción vasoconstrictora. Tienen una acción astringente y vasoconstrictora que favorece la coagulación de la sangre.

- Acción antioxidante. Los taninos también ejercen una labor importante frenando la acción de los radicales libres.