flavonoides

Flavonoides



Existen diversos tipos de flavonoides. Todos ellos están incluidos en el grupo de los polifenoles. Un tipo de flavonoides son las flavonas, presentes en numerosos alimentos y plantas de color amarillo y anaranjado (flavus, en latín, significa amarillo). Las flavonas están presentes en la prímula, el espino blanco o la manzanilla. También dentro del grupo de los flavonoides encontramos las antocianinas, responsables del color rojo, azul o violeta de algunos alimentos y plantas como el arándano, malva, zarzamora, vid roja, etc.

En general, los flavonoides actúan en el cuerpo humano sobre estas áreas:

- Sistema circulatorio. Disminuyen la presión sanguínea, son cardiotónicos y mejoran la circulación en general. Evitan la formación de trombos y ayudan a reparar los capilares rotos.

- Depurativos. Son diuréticos y estimulan las funciones del hígado y el riñón. Ayudan a depurar los metales pesados como el plomo y el aluminio. También algunas sustancias tóxicas de la alimentación industrial (aditivos, conservantes, edulcorantes...).

- Antioxidantes. Reducen el efecto de los radicales libres, por lo que los flavonoides actúan contra el cáncer y protegen de los rayos UV.

- Colesterol. Los flavonoides ayudan a regular los niveles de colesterol y la concentración de triglicéridos.

- Otros. Además, los flavonoides tienen propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antimicrobianas.